Infecciones de orina en la mujer

29 de Septiembre del 2016

La infección de orina en la mujer viene dada por gérmenes que causan inflamación en la mucosa urinaria y acción dañina.

Desafortunadamente las infecciones de orina son muy frecuentes en la mujer.  Se estima que entre un 30-50% de mujeres van a tener al menos 1 episodio de infección de orina en su vida. Y además la mayoría en edad fértil (20-40 años) serán sintomáticas.

Se produce generalmente de forma ascendente, procedente de la contaminación del exterior en la mujer. Muchas veces los gérmenes son bacterias que están habitualmente en el medio rectal o vaginal  (El más frecuente E. Coli) y por su cercanía alcanzan la uretra (el conducto donde se expulsa la orina, que en la mujer es más corto, unos 4cm).

Esta contaminación es más frecuente en la infancia y menopausia, porque existe poca hidratación y pocas defensas vaginales (lactobacilos). Así mismo hay un punto de inflexión con el comienzo de las relaciones sexuales y en la etapa fértil donde el sexo es más frecuente.

¿Y cuáles son los primeros síntomas que nota la mujer? Generalmente se cuenta con ‘síndrome miccional’ donde participan una mayor frecuencia de micciones, dificultad para orinar con un chorro más escaso, coincidiendo con dolor y escozor en toda la micción, cambio de coloración o mal olor.

El tratamiento suele ser antibiótico, en pautas que van de 3 a 7 días habitualmente. Pueden ayudar a disminuir los síntomas también los antiinflamatorios, antiespasmódicos, beber muchos líquidos para favorecer la eliminación…

Pese a ello, si la infección progresa puede haber hemorragia, fiebre, dolor púbico y lumbar o malestar general, entre otros síntomas, lo que indica que  es momento de acudir a urgencias.

 

¿Cómo puede prevenirse?

Teniendo una buena higiene genitourinaria:

  • Evitando excesivos lavados y el uso de detergentes agresivos así como de toallitas húmedas. Evitar también el uso de ropa interior húmeda (bañadores…) que puede causar irritación.
  • El uso de preservativo es muy importante. Así como mantener buena hidratación y defensas vaginales (lactobacilos) que evitan que proliferen patógenos.
  • Abundante hidratación.
  • Además existen extractos naturales que refuerzan la mucosa urinaria (arándano rojo americano, vitamina c, extracto de calabaza…) e incluso vacunas específicas frente algunas bacterias.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. A su vez, nosotros y nuestros socios utilizamos cookies con fines analíticos y de medición del uso de nuestra web, que nos permite almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web.

Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias,  haz click en Personalizar la configuración y para obtener más información accede a nuestra Política de Cookies.

Acepta las cookies